Foto cortesía de www.novemberyankee.com

Foto cortesía de www.novemberyankee.com

Seguramente recuerdes las hermosas escenas aéreas de películas como El Señor de los Anillos o la escena inicial de Sonrisas y Lágrimas. Crear una historia que incite a la emoción y la imaginación es parte de lo que se puede hacer con estas tomas aéreas. Para incluir estas tomas en tu película tienes diferentes opciones. En función del presupuesto puedes contratar una empresa de filmación aérea con un helicóptero o avión ligero, que pueden funcionar a gran velocidad, o bien usar un drone para capturar tú mismo las imágenes deseadas. En cualquier caso estos son algunos de los aspectos que debes tener en cuenta a la hora de tomar planos aéreos.

GRABANDO CON UN DRONE

Respeta la privacidad y mantén siempre la seguridad: no vueles sobre multitudes, autopistas o zonas privadas. De hecho, es importante que antes de grabar conozcas los aspectos legales y morales del uso de estos dispositivos. Asegúrate de que todos los implicados conocen los riesgos del uso de un drone y mantén alejado a quien no deba estar en la toma. Piensa que un simple fallo de motor o un error en la dirección convierten al drone en un peligro sin control. No te preocupes por tener que cancelar la toma si hay mal tiempo o fuertes vientos.

La cámara: a menos que uses un drone de gran tamaño seguramente no quieras usar una DSLR o Red Scarlet para la toma. Es mejor elegir un modelo de cámara que sea ligero.

Photo Courtesy of www.novemberyankee.com

Photo Courtesy of www.novemberyankee.com

TOMAS AÉREAS DESDE AVIÓN O DRONE

Plano de grúa: probablemente sea la forma más sencilla de hacerlo y obtener grandes tomas. Todo lo que tienes que hacer es mantener la nave en una dirección concreta para mantener al sujeto a la vista.

Wellsfar: mientras que lograr una órbita completa es muy complicado, esta orbita parcial es más sencilla, estable y suave. Mantente centrado sobre tu objetivo a medida que te acercas a él, alinéate correctamente en cuadro y después sigue moviéndote hacia atrás.

Desplazamiento lateral: empieza con el objeto fuera de plano y mantén la altitud para posteriormente moverte despacio en línea recta, dejando que el objeto pase por el plano y salga por el otro lado.

Vuelo directo: aunque no es la opción más compleja sí es la más peligrosa. El piloto de la nave debe tener especial cuidado tanto con el objeto como con los posibles obstáculos. El sentido espacial necesario para estos planos es clave por lo que es importante hacerlos lo más despacio posible.

Orbitas: las tomar orbitales se pasan en un sistema cinemático que permite moverte alrededor del objeto al tiempo que se asciende o desciende. De todas, estas es la técnica más completa, ya que requiere de una toma horizontal clara y nítida, por lo que se precisa un gran pulso si se realiza desde un drone o un cámara especialista si se toma desde avión. Es importante mantener una tasa constante de rastreo y ajustar el impacto de fondo/ objeto y de movimiento lateral para mantener la distancia adecuada al objeto.

POST-PRODUCCIÓN

Cuando se graban planos aéreos nunca digas “lo arreglamos en post”. Asegúrate de tener las tomas adecuadas en el rodaje en bruto. Si tienes unas tomas adecuadas deberías ser capaz de usarlas sin tener que hacer nuevos ajustes

Photo Courtesy of www.novemberyankee.com

Photo Courtesy of www.novemberyankee.com

November Yankee Reel 2015 from PIRANHA NYC on Vimeo